Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

. Inicio > Proyecto Alzheimer > El centro > Unidad asistencial

Unidad asistencial

Escuchar contenidosEnviar a un amigoImprimir la páginaSuscribirse al RSS de la página
Compartir en FacebookCompartir en Google+Compartir en LinkedinCompartir en Twitter

En la Unidad Asistencial del Centro contamos con un servicio de centro de día, centro de respiro familiar de fin de semana y servicio de residencia.

El servicio de Centro de Día se desarrolla de lunes a viernes. Se recoge a los usuarios en sus domicilios en rutas de minibus a primera hora de la mañana y se les vuelve a llevar a su casa a media tarde.

Durante su estancia en el centro de día los usuarios reciben toda la atención asistencial que necesitan, pero además, a lo largo de la jornada participan en diversas terapias no farmacológicas, trabajando las capacidades conservadas de los usuarios, para ralentizar en lo posible el avance de la enfermedad y que sean los más autónomos posible en la realización de actividades de la vida diaria.

Es importante señalar que, desde el momento en que una persona comienza a ser usuario del centro de día, se establece una estrecha relación con sus familias, puesto que entendemos que la información es fundamental para la adecuada atención de los usuarios, tanto en el domicilio como en el Centro.

En muchas ocasiones, el recurso de centro de día es el paso previo a la institucionalización permanente, por lo tanto es fundamental estimularle y tratar de retardar al máximo su deterioro, para que pueda estar en su domicilio el máximo tiempo, y con la mayor calidad de vida posible.

Las instalaciones de centro de día se encuentran formadas por una sala polivalente, comedor, gimnasio, sala de terapia ocupacional, aseos y baños geriátricos, una sala de descanso y un jardín.

El servicio de respiro familiar cuenta con los mismos servicios que el centro de día, con la salvedad de que no se recoge al usuario en su domicilio, sino que acude al Centro por sus propios medios.

La residencia como mencionábamos cuenta con 156 plazas y se divide en 9 unidades de vida, en las que los residentes se encuentran ubicados en base al grado de deterioro cognitivo que presenten. Esto permite que la atención integral y las terapias que se apliquen sean específicas para el momento de la enfermedad en el que se encuentra el residente.

  • Unidades de vida tipo I: tres para enfermos en fase inicial y tres para enfermos en fase moderada. En cada una de estas seis unidades conviven un máximo de 18 residentes.
  • Unidades de vida de tipo II: contamos con tres unidades de este tipo, para personas en fase severa de la enfermedad. En este tipo de unidades el número de residentes se reduce a 16 como máximo, dado que son personas con mayor deterioro y limitación funcional, y por tanto mayores necesidades a nivel físico, cognitivo y conductual.

En cada unidad de vida contamos con dos habitaciones dobles y el resto son habitaciones individuales. Son habitaciones funcionales y confortables, con todo aquello que el residente necesita. Además, han sido pensadas para facilitar el trabajo del personal de atención directa, con baño adaptado en cada una de ellas, y provistas de un sistema de domótica, de gran ayuda para el personal de cada unidad. Cabe destacar que cada habitación está dotada con un sistema de instalación de oxígeno y vacío, por lo que en caso de que hubiese que aplicar estas medidas terapéuticas lo haríamos directamente en el centro, evitando en estos casos una posible hospitalización del residente.

Esta diferenciación en pequeñas unidades de vida permite que nuestros residentes se encuentren en espacios más pequeños, y por tanto más familiares, lo que favorece su orientación en todas las esferas.

Además, los profesionales que les atienden, tanto personal de atención directa como equipo multidisciplinar trabajan con residentes que se encuentran en el mismo estadio de la enfermedad, lo que se traduce en un planteamiento asistencial y terapéutico específico para ese grado de deterioro.

Cada unidad de vida cuenta con zona de control de gerocultores, zona de salón, comedor (con un office), baño geriátrico, habitaciones, jardín interior y terraza exterior.

Además de los jardines interiores de cada unidad de vida, contamos con un amplio jardín exterior con zonas de paseo y zonas terapéuticas para poder realizar actividades de horticultura, jardinoterapia, aromaterapia y mecanoterapia, tan importantes para trabajar las capacidades motoras, cognitivas y funcionales de nuestros residentes. Además, este jardín se plantea como un punto de encuentro para los familiares y los usuarios, contando también con una zona de juego para niños, con el objetivo de hacer las visitas de los más pequeños al centro una experiencia agradable.

¿Quién puede ser usuario de la residencia y el centro de día del Centro Alzheimer Fundación Reina Sofía?

Pueden ser usuarios del Centro (tanto residencia como centro de día y centro de respiro familiar) personas enfermas de Alzheimer y otras demencias neurodegenerativas.

La adjudicación de la plaza se realiza a través de la Dirección General de Coordinación de la Dependencia de Comunidad de Madrid, puesto que todas las plazas del centro son de carácter público.

Para que el ingreso se haga efectivo, previamente se hace una valoración del posible residente. En el caso del centro de día y centro de respiro familiar se hace una sencilla evaluación, en la que se determina que la persona presenta enfermedad de alzheimer o demencia neurodegenerativa. En el caso de la residencia esta valoración previa es más extensa, ya que no sólo se determina que se cumpla este criterio diagnóstico, sino que además se valora el estado cognitivo y funcional de la persona, para determinar qué unidad de vida es la adecuada para su estadio. De este modo, si hubiese plaza en esa unidad se llevaría a cabo el ingreso.

Además, en la residencia existen plazas de acompañantes, esto es, que si en unos hermanos o en un matrimonio o pareja de hecho uno de los miembros padece enfermedad de Alzheimer u otra demencia neurodegenerativa, ambos podrán residir en el centro, cubriendo igualmente todas las necesidades del acompañante, y proporcionándole todos los servicios y atención sociosanitaria que requiera. Con esta opción, el acompañante puede disfrutar su tiempo con el enfermo, pero sin la carga que supondría su cuidado en el domicilio, y sabiendo, que además, él también se encuentra cuidado y atendido por profesionales.

Escuchar contenidosEnviar a un amigoImprimir la páginaSuscribirse al RSS de la página
Compartir en FacebookCompartir en Google+Compartir en LinkedinCompartir en Twitter
. 10.11.2017

Inauguración del VII Congreso Nacional de Alzheimer CEAFA

​Doña Sofía presidió la apertura de este encuentro, que durante tres jornadas reúne a cerca de 800 participantes con el objetivo de poner en común prácticas e informaciones sobre el alzhéimer y sus consecuencias, así como servir de punto de encuentro entre las personas que forman el tejido asociativo vinculado con el tratamiento de esta enfermedad.

El Proyecto Alzheimer venció a la propia indiferencia de la sociedad"

Nuestros proyectos